El crédito documentario constituye el medio de pago más seguro, usado en las transacciones internacionales, ya que resulta un instrumento operativo que da confianza a las partes intervinientes: importador/exportador.

    En este medio de pago, se debe especificar con el mayor detalle por parte del cedente (exportador/librador/beneficiario), las instrucciones a seguir por el Banco o Bancos intervinientes, a saber:

    • Si la remesa ampara una letra de cambio con vencimiento a una fecha posterior, se debe precisar si los documentos se entregarán contra aceptación o contra pago.

    • Si el efecto se debe protestar por falta de aceptación, pago o ambos, e instrucciones relativas a las comisiones y gastos de los bancos intervinientes.